16 febrero, 2017

Hasta Bertín Osborne puede ser una persona

Basta con abrir hoy el facebook para saber de lo que voy a hablaros en esta entrada. El presentador, actor, cantante de rancheras y padre de un niño con diversidad funcional, Bertín Osborne, decidió calificar a los niños con autismo de "entes" incapaces de demostrar cariño o emociones. De un plumazo, en unos segundos, el protagonista de su propio show televisivo en prime time, cosificó a nuestros niños y les retiró el estatus de seres humanos a criterio propio.

Mi primera reacción ha sido la de todos los padres... ¿Cómo que mi hijo no tiene sentimientos, ni capacidad de demostrar cariño? He escrito al programa, al presentador, a su fundación y a todo el que he podido. He añadido una foto de mi pequeño querubín luciendo su mejor sonrisa y mirando con esa ternura que hace que a uno se le caigan los mitos y las tonterías de encima. Debo confesarlo, por un momento he entrado en el juego de entrar a desmentir sus palabras por el continente y no por el contenido...

Y yo me pregunto... ¿Y qué pasaría si mi hijo no fuera de transmitir sus emociones? Si mi pequeño, mi trozo de alma que camina libre por la calle, no sonriera o jamás me hubiese dado un beso o un abrazo... ¿Dejaría por ello de ser una persona? ¿Es esa capacidad de besar o de comunicar sentimientos lo que nos convierte en seres humanos? Bertín Osborne, ayer, no solo demostró no tener idea alguna de autismo, demostró algo más, nos mostró como para algunos, según qué características deshumanizan a un niño, convierten a un adulto en un "ente"...

Escucho en la noticias "doce personas han fallecido en un atentado en Siria, entre ellas el autor de la masacre" y me doy cuenta que el tipo que decidió rodear su cuerpo de explosivos y dirigirse contra un autobús lleno de inocentes y hacerlo volar por los aires, ese individuo, recibe el título de persona en la televisión, pero no mi hijo, ayer en horario de máxima audiencia se le convirtió en una cosa... En un ente, una especie muñeco dummie de los que se usan en las pruebas de coches para ver los efectos de un accidente. De repente, Rafael no era una persona.

Y me preocupa más por el hecho de que, este señor, tiene un hijo con capacidades distintas. Es un padre de un niño maravilloso joder, que he visto unas fotos y me he enamorado sin conocerlo... ¿Cómo puede ser que aún así cosificara a mi luz en la vida? ¿Qué estamos haciendo mal? ¿Por qué seguimos siendo invisibles? Y lo vi muy claro... Debemos seguir peleando. Algunos me han escrito hoy para decirme que estas cosas les hacen rendirse, les paralizan y sienten que les hace retroceder. A mi no. A mi me da más ganas de seguir, de mostrar más, de concienciar a más personas, de formar a más familias, de crecer.

Hace unas semanas, hablando con Anabel Cornago de los talleres que vamos a hacer en Málaga el 4 de Marzo, decidíamos cuales queríamos poner en marcha y, como si de una premonición se tratara, elegimos el taller de emociones y el de cómo comenzar a estimular. Ayudaremos a los padres a comenzar un camino nuevo, a los profesionales, a todo aquel que se acerque le enseñaremos que nuestros pequeños sienten emociones, y más que sentirán cuando podamos ayudarles más y mejor.

Estoy seguro de que alguien le dirá al presentador o a su esposa el tremendo y absoluto dolor en el que ha sumido a muchos sin ninguna necesidad, y quiero pensar que como padre saldrá a disculparse, al fin y al cabo, Bertín también es una persona. Pero, ¿Sabéis qué? No me quedaré esperando a que pase, seguiré peleando a cosquilla limpia con mi hijo cada noche, abrazándonos y saltando en el sofá sin ninguna necesidad y disfrutando de todas esas tonterías que hacen los niños, y el mío también. Ayudaré a Rafael y a todos los rafaeles que pueda por el camino, y me juntaré con los que tienen esa misma inquietud y daremos fuerza y visibilidad al autismo, porque...

JUNTOS no solo somos más, juntos somos MEJORES

RAFA SUÑER

Si quieres ver el video pincha aquí y ves al minuto 52-53 

Si deseas acompañarnos en Málaga pincha aquí

15 respuestas a “Hasta Bertín Osborne puede ser una persona”

  1. Mercedes dice:

    Como madre de un niño con Autismo severo no verbal, me gustaría decir que la frase”no muestra ningún tipo de emoción o empatia”ES TOTALMENTE FALSA, no podemos generalizar, no se debe permitir que en un programa de televisión, 2 personas públicas,sigan hablando del Autismo utilizando falsos mitos…me entristece tanto, mi hijo es cariñoso, atento y especial…y ruego con todo el dolor de mi corazón que rectifiquen…que entiendan que sus palabras han herido a muchas familias…mi hijo tiene AUTISMO…no es Autista…es cariñoso y siente al igual que los suyos.
    #elautismotienevoz

  2. Majo dice:

    Ole, ole y cien veces ole.
    Porque la actitud es parte del tratamiento. Afortunadamente hay muchos rafa, anabeles y amayas.
    Seguiremos! !!

  3. Elena Cortés dice:

    Jo! Chapeau, Rafa Suñer. Menos mal que los neurotipicos cortitos tenemos a gente maravillosa como vosotros para saber expresarse. Bravo!! No puedo estar más de acuerdo 👏🏼👏🏼👏🏼

  4. Laura dice:

    SÍ, señor! A mi me ha hervido la sangre al escuchar semejante conentario del señor Bertín pero está claro que habla desde la ignorancia….sino que venga a ver los abrazos que roban el alma que da mi ángel! Y los te quiero que me dice mirandome a los ojos cuando la mimo. Lo peor de todo es que nos hace un flaco favir en cuanto a la difusión sobre lo que realmente es el autismo. Ya hay bastante desconocimiento como para que este señor diga cosas que no son y caiga en los tópicos! Pero vamos a mi esto me da fuerza para seguir luchando y haciendo dufusión sobre el autismo.

  5. Elena dice:

    Ente como puedes decir que un niño es un ente tu sabes el significado de la palabra por favor rectifica

  6. Fabiola Martínez dice:

    Querido Rafael, sin conoceros me siento cercana. Solo te puedo decir QUE TIENES TODA LA RAZÓN, ABSOLUTAMENTE… pero todavía puedo decir una cosa más PERDÓN. Por favor seguid luchando y derribando barreras, es así como se cambian las cosas. Tienes un precioso hijo del que también me he enamorado (como tú del mio) sigue sacándole esa bella sonrisa cada día… gracias por la lección.

    • rafa dice:

      Nadie es perfecto querida Fabiola, habéis sido capaces de pedir perdón y no excusaros ni esperar a que esto se olvidara.
      Tenemos mucho más en común de los que nos separa.
      GRACIAS por esas maravillosas palabras hacia mi pequeño, ojalá un día nuestros hijos se conozcan, seguro que será precioso verlos juntos.
      Si algo hemos aprendido los papás diversos es que no paramos por un bache, verdad?

      Seguimos avanzando, y vosotros también. Hacéis una labor impresionante, enhorabuena!

      Recibe un fortísimo abrazo de mi familia a la tuya. De corazón a corazón.

  7. Tomas Bravo Vicente dice:

    Todos los niños con autismo o de educación especial tienen emociones.
    Tengo una hija con autismo grave y les puedo asegurar que todos los días aprendo algo nuevo. No todo esta en enseñar, también esta en aprender.
    Aquí comparto con ustedes un relato.

    Titulo: Lenguaje universal.
    Estaban los dos sentados en un parque, a la sombra de
    un árbol. María ya había cumplido diez años. Tom, obser-
    vaba a su hija. Veía como su mirada se le perdía en el hori-
    zonte. Sus movimientos repetitivos llamaron la atención
    de uno de los niños que jugaba cerca. María con su mirada
    perdida y sus movimientos de vaivén como en una mece-
    dora, solía alzar sus manos frente a su cara, movía los de-
    dos como jugando o queriendo atrapar algo. El niño, co-
    mo niño que era, intrigado se acercó:
    — ¡Hola! ¡Buenas tardes! (Dijo el niño).
    — ¡Hola! ¡Buenas tardes! (Contestó Tom).
    — ¿Qué hace? (Preguntó el niño).
    — Está jugando (Respondió el padre).
    — ¿Por qué no juega con nosotros?
    El padre respondió:
    — A ella le gusta jugar sola y esa es su manera de jugar.
    El niño siguió preguntando:
    — ¿Cómo se llama?
    — María (Respondió el padre).
    — ¿Por qué no responde ella? ¿Es que no habla?
    — Sí. (Dijo el padre), sí que habla, pero de diferente
    forma a nosotros.
    — Dile si quiere jugar con nosotros. (Preguntó el niño).
    — Vale.
    Tom acercó su rostro a la cara de su hija y le pregunto
    repetidas veces:
    — María, María, ¿quieres jugar con ellos?
    mírame, ¿quieres jugar con ellos? María.
    La niña por un instante dejó todos sus movimientos y
    sonrió. Volvió la cabeza hacia su padre y beso su mejilla.
    María volvió de nuevo a sus movimientos, el niño intriga-
    do volvió a preguntar:
    — ¿Qué te ha dicho?
    — Que ahora no, quiere estar sola.
    — ¿por qué a mí no me responde? ¿Puedo hablar yo
    con ella?
    — Claro que sí. (Respondió el padre y siguió diciendo).
    Ya sabes que ellos hablan diferente, siéntate aquí a su
    lado, y te diré cómo.
    — El niño se sentó a la derecha de María, el padre, mi-
    ro a su hija y le dijo:
    — María, él quiere hablar contigo.
    María dejó por un momento todos sus movimientos, el
    padre, cogió el brazo derecho de su hija, lo estiró dejándo-
    lo con la mano abierta sobre las rodillas del niño, y le dijo:
    — Mira bien como lo hago yo.
    El padre colocó la palma de la mano sobre la palma de
    la mano de su hija y la fue deslizando hasta terminar en la
    punta de los dedos, así lo hizo repetidas veces…
    — ¿Sabes ya cómo es? (Preguntó Tom).
    — Sí, sí… Déjame probar.
    El niño colocó la palma de la mano sobre la palma de
    María y la fue deslizando suavemente hasta llegar a la
    punta de los dedos de María, volvió a hacer la misma ac-
    ción. Colocó la mano y volvió a deslizarla. El niño no apar-
    taba la vista de la mano de María y de nuevo volvió a
    hacer la misma acción, pero esta vez… cuando deslizo su
    mano y llego a la punta de los dedos, elevó la cabeza y
    miró el rostro de María… María sonreía con pureza… Sus
    miradas se entrelazaron… El niño al ver aquel rostro tan
    feliz se contagió de felicidad… Mostrando en su mirada la
    pureza de una conexión divina. Ya no miraba las manos, si
    no el rostro de María, con las miradas entrelazadas, el
    niño seguía deslizando su mano sobre la mano de María,
    no duró mucho la conexión, pero lo suficiente para que el
    niño lo entendiera todo. Cuando terminó, el niño se
    quedó mirando al padre y le pregunto.
    — ¿Por qué se comunica así?
    Tom contestó:
    — Porque ése es el principio de la creación, contacto,
    luz, y forma, lleva con nosotros toda la vida, es “un len-
    guaje universal” pero hoy se está perdiendo.
    — Gracias por enseñármelo. (Dijo el niño).
    — No, gracias a ti por querer aprender… Y… recuerda,
    “Lenguaje universal”.

  8. isabel garcia jar dice:

    MI HIJO ES CARIÑOSO SIMPÁTICO . ADEMAS QUIEN TE MANDA A TI JUZGAR O DAR NOMBRE A UNAS PERSONAS QUE TIENEN MADRE PADRE HERMANOS . JAMAS PENSÉ QUE VINIESE UNA PALABRA COMO LA TUYA SEÑOR BERTIN TIN QUE TIENE UN HIJO QUIZÁS CON MAS DIFICULTADES QUE UNO CON AUTISMO , PARA MI TODO EL RESPETO DEL MUNDO . SON PERSONAS PURAS DE CORAZÓN NOSOTRAS TENEMOS QUE APOYARLOS TRANSMITIRLE MUCHO AMOR CON SUS PALABRAS CREO QUE NO “AYA USTED SI ES FELIZ ASÍ SIGA”

  9. Vanesa Sin Mas dice:

    Buenas noches. Disculpad mi intromisión, quería compartir un pensamiento que se me ha venido a la cabeza, viendo el revuelo que se ha formado. Por motivos equivocados, el autismo esta ahora en boca de todos, “gracias” a las desafortunadas palabras de Bertin… Así que ahora mucha gente escuchara activamente (cosa que debería ser siempre así), lo que se diga sobre el autismo. Lo que quiero decir es que (sin despellejar a Bertin obviamente), alceis la voz (aun mas de lo que estoy segura, hacéis siempre), para dejar claro que vuestros niños, como todos, tienen emociones, ríen, sienten amor… Cualquier cosa!!! Todo lo que se le pueda atribuir a cualquier otro niño!!! Es buen momento para hacer ruido, porque mañana la noticia será otra y (lamentablemente), el autismo pasará a otro plano. Espero que mi mensaje no se mal interprete, solo trato de decir, en resumidas cuentas “aprovechad, que no decaiga nadie y a ver si de una situación en principio negativa, sale algo bueno !!! Hay muchos ojos pendientes de esto!!!”
    Un fuerte abrazo a todo el que lucha porque TODOS seamos tratados por igual.

  10. Pilar dice:

    Tengo un hijo con autismo que lo primero que hace al abrir los ojos por la mañana es darme un abrazo y decirme “te quiero”. Pero incluso si no pudiera hacerlo o le fuese más difícil expresar sus emociones no sería un ente. Hay muchas personas a las que les cuesta empatizar, eso no es patrimonio exclusivo de las personas con autismo.
    Entiendo que Bertín no ha querido ofender, pero siendo un personaje público y teniendo un hijo con diversidad funcional las palabras no deberían salir tan alegremente de su boca. Agradezco que haya pedido perdón, y supongo que tanto él como Roberto Álamo serán mas cuidadosos a partir de ahora en sus manifestaciones que parecen fruto del más absoluto desconocimiento.
    Tengo un hijo con autismo y no lo paso fatal, no más que cualquier padre que diariamente hace frente a la crianza y educación de un hijo. Es más, mi hijo con autismo me enseña cada día que la vida merece la penar ser vivida y cada paso que da es para nosotros una alegría enorme.
    Sólo quiero decir que para mí cada abrazo,cada beso, y cada sonrisa de mi niño son el mejor regalo que la vida me ha podido dar.
    Desechemos de una vez los falsos mitos sobre el autismo que tanto daño nos hacen. Eso sí nos hace pasarlo fatal…

  11. carlos dice:

    Solo faltó que los tachara de “AGRESIVOS”, otro comentario que me pone de los nervios, pero hay personas que tienen esa duda.
    Yo creo que no es falta de información, mira que se publican artículos sobre el autismo, pero la gente ante lo desconocido, prefiere quedarse con comentarios como los de este “señor”, que interesarse realmente en conocer que es es autismo.
    Soy padre de 2 niñas con autismo, y todos los días, pero TODOS LOS DIAS, me llenan de muestras de cariño de PALABRA Y OBRA, La mayor 15 años, no sabrá escribir ni leer muy bién, pero darme y expresarme amor, es toda una campeona.

  12. No puedo más que repetir mis palabras tal cual las escribí ayer el el digital 20 mint cuando leí el artículo. Simplemente copio y pego lo mismo…me repito.

    En fin, no he terminado de leer el artículo porque me entra una mala leche que tengo el corazón a mil por hora.
    Este señor Bertin que coño generaliza. Soy madre de una hija de 18 años con autismo severo, un 88% de discapacidad, una gran dependiente y es el ángel más cariñosos que este señor se pueda cruzar jamás en su puta vida. Mi hija no habla y es frustrante para ella la primera y para los demás por no entenderla, porque aunque no hable lo intenta con sonidos y quiere comunicación. Mi hija besa, abraza, sonríe, aunque le cueste expresar otras emociones. Es super cariñosa y solo demanda atención y cariño. Señor Bertin siento mucho que usted como padre hable tan fortuitamente de la sonrisa del ente de su hijo, pero no generalice con el autismo, una cosa es lo que se puede apreciar en una asociación y otra lo que los padres vivimos minuto tras minuto, día a día.

    Podría haber escrito más extendiendome en halagos hacia mi hija, pero como bien dije lo más enriquecedor a pesar de la dureza es el día a día.

  13. Ana dice:

    Hola, soy Ana, soy de Granada, pero vivimos en Barcelona. Mi hijo Iván es un chico Ásperger, tiene 21 años. Es muy simpático, alegre y cariñoso, siempre se para a hablar con la gente que conoce, pues es tan abierto y espontaneo, que todos le demuestran su cariño. Mi hijo Iván expresa siempre sus “emociones” Si está triste o alegre, si llora o rie….si sufre o se divierte… Es inteligente, tiene una memoria privilegiada.
    Cada palabra nueva, cada gesto..cada sonrisa..es un regalo para nosotros.
    Es muy sincero, pues no sabe mentir. Te lo dicen todo con el corazón.
    Las personas con “autismo” se rigen por la lógica, no saben mentir.
    Mi hijo me enseña cada día a ser mejor persona, porque ellos…ellas.. las personas con autismo ya nacieron siendo MEJOR !!

  14. Carolina dice:

    Deberíamos dedicarnos a luchar por nuestros hijos, a que no los excluyan en el colegio, a concienciar a otros padres de que no es contagioso y que puedan explicarles a sus hijos que son niños también y aprendan a conocerlos, a que la jodida sanidad, no cubra solo los tratamientos hasta los 6 años, y a dar a conocer una realidad que el 99% de la gente desconoce por completo y demitificar los mitos y no ha machacar a personas, que por desconocimiento cometen errores, como personas que son y son capaces de pedir perdón. Dediquémonos a lo que realmente es importante. Ya que todos estamos muy dispuestos ha hablar desde las redes pero cuando alguien hace una pregunta importante en una jornada de una asociación importante, sobre una realidad, que que te digan que tu hijo no puede continuar en su colegio, por que es “especial” y haya gente que quiera ayudarlo y no se le den medios, por que El Niño no es más que una cuenta corriente, no se dignen ni a contestar. O ni si quiera se acerquen a un padre solo interesado en poder aprender más, para poder ayudar a su hijo, eso es lo realmente importante. Dejemos de dar lecciones, aprendamos, mirémonos el ombligo, y miremos hacia derecha o izquierda para ver si hay alguien a quien podamos ayudar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2015 EXTRAordinarios
Siguenos en facebook